Obesidad: un problema de ‘peso’ en España.

En la época estival, llega la hora de la verdad…Llega ese momento en el cual, arrastrados por el calor sofocante, nos rendimos a los brazos de  Neptuno, dios de las aguas y  los mares y a veces, con cierto reparo….exponemos nuestras ‘carnes’a la vista de todos. Llegados a este punto, a menudo confirmamos  lo que las estadísticas ya han constatado, esto es, el alarmante aumento de la Obesidad, y muy especialmente la infantil. Para el caso de España, donde tanto presumimos de la ‘dieta mediterránea’, ya hemos superado en % de niños obesos a países como EEUU, que durante tiempo viene ocupando los primeros puestos en obesidad infantil. La  OMS (Organización Mundial de la Salud) ya habla de la obesidad en términos de epidemia.

Existe un parámetro llamado Índice de Masa Corporal (IMC, en inglés BMI: Body Mass Index), que relaciona el peso con la altura y nos da una idea de si estamos o no dentro del peso que cabría esperar. El IMC se calcula dividiendo el peso (en Kg) entre la altura (en metros) al cuadrado.  Es decir, en una persona de 1.6 m y 50 Kg, su IMC = 50/ (1.6)2  = 19.53. Se estima que un IMC entre 18-24.9 es normal, entre 25-29.9 es sobrepeso, entre 30-34.9 es obesidad de 2º grado,  entre 35-39.9 es obesidad en 3º grado y más de 40 es obesidad mórbida.

Os invito a visitar el siguiente link: http://www.bbc.co.uk/news/health-18770328. Introduciendo en un sencillo casillero los datos indicados: Edad (Age), Altura (Height), Peso (Weight), Country (País: Spain) y Sexo (Male: hombre y Female mujer), el programa hace un cálculo del índice de masa corporal (BMI) y lo compara con el BMI promedio de países de todo el mundo. Asimismo, en un recuadro superior indica el valor de BMI, seguido indica donde estaría tu BMI con respeto al resto de la población de tu país de igual edad y por último comparar tu BMI con el del resto del mundo.  En una frase final, te indica a qué país del mundo sería comparable tu BMI.

No debemos obsesionarnos con nuestro físico, pero nunca está de más tomar conciencia de lo ‘que somos’ y ‘de dónde estamos’….No hay que olvidar que la obesidad está íntimamente ligada a problemas cardiovasculares serios así como a la diabetes, además de poder conllevar a problemas articulares e incluso respiratorios.

Diabetes tipo II: ¿la plaga de las sociedades industrializadas?

 

Cada vez más me llaman la atención noticias sobre el aumento de la diabetes tipo II en todo el mundo. Se estima que de los 8 millones de habitantes que se espera haya en 2025, cerca de 300 millones tendrán diabetes. En Europa, España tiene ‘el honor de ocupar el deshonroso segundo puesto’ de países con mayor número de adolescentes obesos, algunos de los cuales están desarrollando a edades tan tempranas como los 14-16 años diabetes tipo II o sus etapas previas, conocidas como Síndrome X o Síndrome metabólico. Esto significa que un órgano como el páncreas, que estaba predestinado a durar toda una vida, ha sido ‘agotado’ en apenas 15 años de vida…A nivel mundial, Emiratos Árabes es el segundo lugar del mundo donde mayor prevalencia hay de la diabetes tipo II, hablándose ya en términos de epidemia y siendo por tanto un motivo serio de preocupación a nivel nacional….Curiosamente, el primer puesto en prevalencia de diabetes tipo II se lo lleva la isla de Nauru, una pequeña isla del Pacífico de tan sólo 10.000 habitantes, donde, la riqueza que generó en la isla el negocio de los fosfatos, resultó en una entrada masiva de hábitos típicos de los países industrializados. Esto hizo que prácticamente toda la isla tuviera diabetes, lo cual unido a los problemas cardiovasculares asociados, hizo que la ONU se llegase incluso a plantear evacuar a toda la isla…. Increíble pero cierto… Y ¿qué está detrás de todo esto? Pues la respuesta en bien sencilla: un abuso de los productos refinados, principalmente a través del consumo de ‘azúcares’ en forma de  harinas refinadas (sin fibra: ej. pan, pasta), patata, arroz, azúcar y alcohol…Por tanto, en su intento por acercarse a esa imagen de éxito y prosperidad de los países desarrollados, las economías emergentes se dejan ‘contagiar’ por ‘modas’ no sólo materiales (ej. ropa de marca, cochazos, ‘gadgets’ informáticos y electrónicos etc.) sino de hábitos dietéticos típicos de los países industrializados (ej. comida rápida, azúcares refinados, bebidas gaseosas azucaradas, chuches etc.)… una ‘trampa paradójica’… Si queréis conocer un poco más a fondo en qué consiste la diabetes, podéis leer los siguientes links: http://www.fundaciondiabetes.org/box02.htm; http://www.ladiabetes.net.

Alimentos refinados y sobrepeso

El sobrepeso es un problema que en muchos lugares del mundo está alcanzando cifras epidémicas. Según la OMS, de 1995 al año 2000, el número de obesos aumentó en 100 millones (hasta 300 millones). Muchas personas piensan que el culpable de la obesidad es la ingesta de alimentos grasos.

Aunque está claro que este tipo de alimentos no ayudan, uno de los alimentos que más contribuyen a la obesidad son los’ carbohidratos o azúcares refinados’ (esto es, exentos de fibra) como son ej. arroz blanco, pan blanco,  pasta blanca, galletas y bollería industrial, patatas, azúcar blanco etc. (además del alcohol!). Este tipo de alimentos son la principal fuente de energía para nuestro organismo, pero al no contener fibra, aportan más energía que la versión integral (es decir, con fibra, ej. arroz integral, pan o pasta integral etc.).

Dada la alta ingesta de este tipo de alimentos que hay en nuestra dieta, muy a menudo, diariamente se produce un sobrante de energía que nuestro cuerpo transforma en grasas, ya que le resulta una forma más eficiente de almacenar energía. Por tanto, los tan frecuentes  ‘michelines’ que se forman alrededor de la cintura como un ‘flotador’, se deben sobre todo al excesivo consumo de carbohidratos o azúcares refinados!!.

Por tanto, una medida necesaria para ‘amortiguar’ este proceso es esforzarse por introducir más FIBRA en nuestra dieta!!