Resfriados, bronquitis, neumonías, gripe…preparándose para plantar cara al invierno!

Frío intenso, lluvia, vientos, humedad…ingredientes todos ellos que a menudo ponen en ‘jaque’ a nuestro sistema inmune (‘defensivo’) y que propician la aparición de  trastornos respiratorios varios. Con el fin de hacer frente a este tipo de situaciones con mayor éxito, he aquí una serie de complementos alimenticios que os recomiendo Continuar leyendo “Resfriados, bronquitis, neumonías, gripe…preparándose para plantar cara al invierno!”

Preparados dietéticos frente a las gripes, resfriados, bronquitis…

El otoño-invierno es una época donde las alteraciones del sistema respiratorio ganan especial relevancia. Esto se hace muy patente en niños pequeños, donde un sistema inmune (defensivo) más inmaduro, les convierte en el blanco de numerosas infecciones respiratorias.

En estos casos es fundamental mantener las vías nasales libres de mucosidad, ya que de lo contrario se crea un terreno muy propicio para que prosperen bacterias que a la larga acabarán creando una infección. En este sentido es recomendable el uso de jarabes con componentes antisépticos (ej. tomillo, romero, propoleo) y mucolíticos (ej. llantén) como el Sundiet BTPlus, Herbetom PM etc. (5-10 ml/3 veces día).

Asimismo, en el caso de niños muy pequeños es importante tener un saca-mocos a mano y sin miedo, limpiar las fosas nasales con frecuencia. En el caso de adultos, aquellos que además fuman, son una diana perfecta para padecer problemas bronquíticos de larga duración (crónicos).

En general, para el caso de adultos, hay un “caldo casero” que puede ayudar a limpiar las vías respiratorias: echar en 2 litros de agua 1-2 cebollas de piel roja (no quitar la piel) con 2 cucharadas soperas de miel y 2 hojas de eucalipto (¡¡no se añadirán en caso de ser asmático!!). Tras cocer durante 30-60 minutos (hasta que el líquido se reduzca a la mitad), dejar enfriar y beber a lo largo del día entre horas. Se puede tomar los días que se quiera.

Desde el punto de vista de la suplementación, se puede conseguir un refuerzo preventivo interesante con:

  • vitamina C con bioflavonoides (500 mg/3 veces día antes de comidas),
  • betacaroteno (25.000 UI o 15 mg/2-3 veces día).

En caso de estar ya inmerso en un proceso infeccioso, habrá que recurrir a:

  • productos antisépticos a base de propoleo, tomillo, romero, eucalipto, pino etc. u oligoelementos (cobre, zinc, manganesio etc.), así como a
  • preparados a base de plantas que refuercen las defensas como la equinácea, reishi etc.

Algunos productos de interés serían el Reishinua caps (2 caps/3 veces día antes de comidas), jarabe Pulmophase (5 ml/3 veces día antes de comidas) o en cápsulas (2+2+2 antes comidas) o jarabe Alpenkraft (15 ml antes comidas/3 veces día), por comentar algunos de los muchos productos existentes.