¡¡¡ En verano: Ojo con la Vista!!

Proteccion solar
Proteccion solar

Con el fuerte sol estival, cada vez estamos más concienciados sobre la importancia de usar cremas de protección solar para proteger nuestra piel del efecto dañino de la radiación ultravioleta (UV). Sin embargo, no es tan habitual oír avisos sobre la necesidad de cuidar nuestros ojos..!!.. La radiación solar puede ser causa de importantes problemas visuales…lo que pasa es que algunos de ellos ocurren a largo plazo y no se perciben de manera inmediata, como sería el caso de una quemadura solar en nuestra piel… Algunos problemas visuales en los que puede estar implicado, al menos en parte, la radiación ultravioleta A y B (UVA y UVB) son:

ALTERACIÓN COMENTARIOS
Cáncer de ojo aunque poco habitual, puede darse.
Pterigion(‘ojo de surfista’) es una telilla o carnosidad que crece en la parte interna del ojo más próxima a la nariz y que se relaciona con una excesiva exposición al sol, arena y viento y que cursa con irritación, hinchazón y escozor.
Cataratas opacidad del cristalino, una lente interna del ojo sobre la que aparece una especie de ‘vaho’ por diversas causas, siendo un factor de riesgo una excesiva exposición a la radiación ultravioleta.
Degeneración macular asociada a la edad (DMAE): la mácula es la parte central de la retina y a ella se debe la visión precisa y de definición de los objetos que nos rodean. Entre otros factores, la radiación UV contribuye a su deterioro.

Por todo ello, hay que actuar desde la prevención e invertir en nuestra salud visual. A continuación os detallo una serie de nutrientes que son clave para la salud visual:

+ DHA (omega-3): más de un 50% de la grasa de la mácula es DHA, siendo clave para una visión nítida. Asimismo, distintas publicaciones indican que el DHA ayuda en los problemas de ojo seco y refuerza la cornea. Este importante ácido graso lo encontramos en pescados azules (ej. atún, sardina, etc.) o en suplementos como el NuaDHA 1000 (aprox. 1050 mg DHA puro/perla).

+ Antioxidantes: la luteína y zeaxantina son unos pigmentos muy importantes para la salud de la mácula y el cristalino. Los podemos encontrar en  las espinacas, brócoli, acelgas, col rizada, maíz, guisantes, lechuga, calabacín, así como en el mango, papaya, naranja, peras o melón. El arándano azul (rico en antocianinas) y la zanahoria (rica en betacaroteno), son otros dos alimentos con elementos importantes para la salud ocular. Se puede optar por hacerse unos jugos en licuadora combinando frutas y verduras ricas en estos elementos o sino, tomar por temporadas un complemento alimenticio que los contenga (ej. Ocuvite, Visiochron etc.).

Y en todos los casos, siempre es bueno tener a mano un colirio a base de Eufrasia, que ayudará a calmar y reconfortar los ojos!

Degeneración macular y DHA

Recientemente me están haciendo consultas sobre un artículo aparecido en El Mundo  donde dice que el DHA (ácido graso omega-3 encontrado sobre todo en el pescado azul) reduce hasta en un 45% la degeneración macular  y que además tiene “efectos antiinflamatorios, antiescleróticos y antitrombóticos sobre la vasculatura” y son varias las personas diabéticas que me han consultado sobre ello.

Efectivamente el DHA es un nutriente esencial para la salud visual. La retina, situada en la parte trasera del ojo, es la ‘pantalla de cine’ donde se proyectan las imágenes de lo que vemos. La zona más central de la retina se… llama mácula, y más de un 50% de su grasa es DHA!!! Por eso el DHA va tan bien en los problemas de retina (ej. degeneración macular). Dicho esto, el DHA va también muy bien cuando hay daños corneales (el blanco del ojo) e incluso el ojo seco (habitual en mujeres en la fase de ‘cambio’). En el caso de los diabéticos, el exceso de azúcar daña los terminales nerviosos de las manos, pies y cabeza (ojos incluidos), derivando eventualmente en problemas a estos niveles. El DHA es esencial para el bienestar de nuestro sistema nervioso en general, ya que optimiza la conducción nerviosa, aumenta su velocidad de transmisión y más aun, sirve de materia prima para reparar daños a las neuronas y al sistema nervioso en general. Además cuenta con propiedades antiinflamatorias y ‘mima’ al sistema cardiovascular… Por tanto, sin lugar a dudas, se trata de un nutriente de soporte muy recomendado para diabéticos, pero también para la gente sana en general. Comercialmente  recomiendo uno de los productos más puros y concentrados que hay en el mercado, NuaDha 1000 . La dosis de partida sería  2 perlas/día con comida principal o si hubiera  síntomas claros de un deterioro macular, entonces  4 perlas/día. A partir del mes de iniciar la toma podrán notarse mejorías.