El sistema linfático: ese gran desconocido

Muchos de nosotros hemos oído hablar de los ‘masajes linfáticos’, pero en realidad la mayoría realmente no sabemos muy bien qué sentido tienen ni lo que es el sistema linfático. Pues bien, de manera paralela al sistema circulatorio, formado por numerosos circuitos de arterias y venas de tamaño variable, discurre otro sistema de vasos por los que circula un líquido ‘lechoso’ rico en proteínas llamado linfa y que conforma el llamado sistema linfático.

En la dinámica normal del sistema vascular, diariamente los vasos sanguíneos tienen ‘fugas’ de líquido  que pasan a ‘encharcar’ diversos tejidos. A través de los vasos linfáticos, es posible recoger ese líquido perdido y volver a reconducirlo al sistema sanguíneo. El propio movimiento de los músculos corporales, ejerce una leve presión sobre los vasos linfáticos que facilita el avance de la linfa. Asimismo, en ciertas zonas a lo largo de los vasos linfáticos, hay unos ‘nudos’ llamados ‘ganglios linfáticos’, donde se alojan importantes ‘defensas’ que nos protegen de agentes infecciosos.

Situaciones en la que haya un bloqueo de la circulación linfática (e. ciertas infecciones, ciertos cánceres, trombosis, insuficiencia venosa, celulitis, inactividad etc.) pueden derivar en una retención de líquidos llamada edema. Un masaje linfático va a ayudar a que el exceso de líquidos que rodean a los tejidos  vuelva a la circulación, ayudando a devolver  la normalidad a los tejidos afectados.

carnes nocivas para el cáncer de colon

Un informe emitido recientemente por  la World Cancer Research Fund (WCRF) recomienda limitar el consumo de carnes rojas y evitar las carnes procesadas (ej. salchichas, bacon etc. ricas en grasas saturadas y trans, además de mucho aditivos alimentarios), ya que ambas se han ligado directamente con el cáncer de colon. Esta recomendación no viene sino a confirmar lo que desde hace tiempo venían diciendo numerosos estudios sobre nutrición como el China Study.