Acidez estomacal.

LOS SINTOMAS DEL EXCESO DE ACIDEZ SON SIMILARES A LOS DE BAJA ACIDEZ ¿SABES DIFERENCIARLOS? 

tratamiento, causas, dolor contínuo


Uno de los síntomas digestivos más frecuentes entre la población es la ‘sensación de acidez’, lo cual deriva en el remedio de tomar antiácidos para aliviar las molestias. Sin embargo, algo que muchos no  saben es que, los síntomas asociados a un exceso de acidez son casi idénticos a los de un estado de baja acidez (ej. gases, hinchazón, flatulencia tras comidas, indigestión, diarrea, estreñimiento, acidez, boca seca…). Más aún, hay que tener presente  que con la edad, es habitual que de manera natural se produzca menos ácido.

Siendo esto así, ¿cómo sabemos si en realidad producimos mucho o poco ácido?. A continuación van un par de ‘trucos’: i) en un momento que se tenga sensación de acidez tomar una cucharada de postre con zumo de limón. Si tras su toma mejoran momentáneamente los síntomas, entonces la persona produce poco ácido y si los síntomas empeoran, entonces produce mucho; ii) disolver una cucharada de postre rasa de bicarbonato en medio vaso de agua y beberlo con el estómago vacío. Si hay suficiente ácido, el bicarbonato se convertirá en gas por efecto del ácido estomacal y en los siguientes 5-10 minutos la persona eructará. Si no ocurre nada, entonces es probable que haya una insuficiencia de ácido.
Hay que tener muy presente que el uso indiscriminado de antiácidos, puede en muchos casos anular casi por completo la acidez estomacal. Dado que el ácido es necesario para una adecuada digestión de los alimentos, su falta va a hacer que a menudo los alimentos abandonen el estómago sin estar bien digeridos, de manera que cuando llegan al intestino pueden putrefactar (proteínas) o fermentar (carbohidratos), generando gases, retortijones y demás molestias abdominales, además de resultar en una absorción de nutrientes no óptima.  Así que, dicho lo anterior…ojo con el abuso indiscriminado de antiácidos…

La arcilla un gran aliado para nuestro sistema digestivo!!!

Dentro de los productos básicos a considerar si queremos hacernos un ‘botiquín dietético’, estaría sin duda la arcilla. Uno de sus usos más populares es como máscara facial, que ciertamente suavizan la piel además de nutrirla y limpiarla. También es conocido su uso externo por medio de cataplasmas, que aplicadas en zonas donde hay una inflamación (ej. esguince) ayudan a desinflamar la zona dañada. Sin embargo, su uso interno es quizás menos conocido, siendo a mi parecer un área donde la arcilla tiene mucho que ofrecer. Uno de los síntomas digestivos más habituales que suelen afectar a mucha gente con cierta frecuencia es tener sensación de ‘acidez’, siendo habitual en estos casos recurrir al uso, a menudo ‘indiscriminado’ de antiácidos. Ciertamente estos preparados van a ‘paliar’ esa acidez, pero al mismo tiempo, al neutralizar la acidez natural, nuestras digestiones no van a contar con una acidez adecuada para digerir los alimentos. Siendo esto así, la calidad de las digestiones se verá mermada, sufriendo más gases, retortijones etc. Con la toma de arcilla es posible modular la acidez gástrica, sin neutralizarla y además, en el caso de que hubiera pequeñas úlceras o lesiones, actúa como antiiinflamatorio y recuperador de la mucosa o tapizado gástrico. Su toma resulta muy sencilla, siendo posible encontrar en herbolarios arcilla en comprimidos (ej. 1-2 comprimidos arcilla antes de comidas/3-4 veces día, según necesidades), así como en polvo (ej. arcilla blanca), resultando quizás más cómodos los comprimidos ya que pueden llevarse en el bolso, chaqueta etc. Además de este uso, en el caso de existir úlceras bucales, se puede hacer una pequeña masilla y aplicarla sobre la úlcera, lo cual ayudará a recuperar más rápidamente la mucosa bucal dañada. Esto es de ayuda en personas bajo tratamiento quimioterapeútico o de otro tipo que a menudo provocan llagas en la boca. A propósito de las llagas en la boca, cabe comentar que en algunos casos, su erradicación requiere un enfoque ‘menos local’ y adoptar medidas de soporte más generales a nivel digestivo….pero eso es algo de lo que podremos hablar en otra ocasión!.