Cigarrillos electrónico y jóvenes: una moda ‘saludable’ dudosa…

Estudios recientes parecen demostrar que el uso de cigarrillos electrónicos (e-cig) entre adolescentes jóvenes (a partir de 12-13 años) no está exento de riesgos. Concretamente se ha observado que en algunos jóvenes usuarios de estos ‘cigarrillos’ aparecen llagas en la boca y sangrados. Parece que los vapores liberados por los e-cig inflaman las encías, debilitándolas y pudiendo hacer que incluso se muevan piezas dentales.

Pero más allá de la boca, esos mismos vapores pasan a los pulmones donde se ha observado que la renovación de células que pudieran estar dañadas es más lenta. Más concretamente se ha observado que un tipo de células ‘reparadoras’ llamadas fibroblastos, ven disminuida su función, con lo cual no son tan eficientes reparando tejidos dañados. Además, los vapores de los e-cig pueden irritar las conducciones respiratorias y provocar tos recurrente con flemas que, en algunos casos, puede incluso predisponer a padecer bronquitis con más frecuencia.

En definitiva, que si buen fumar tabaco de la forma ‘tradicional’ no es saludable, hay que ser más que cauteloso con estas nuevas formas de fumar que, a menudo, se venden como saludables cuando en realidad no son inocuas…Conclusión: ¡no te aficiones demasiado a ‘vapear’!

“TU SALUD A PUNTO” te recomienda: Pack Respiratorio

CONOCER Y ALIMENTAR EL CEREBRO DE NUESTROS HIJOS

 

Es el título del tercer libro que he escrito y que acaba de publicarse. Siguiendo con la línea de los dos libros anteriores (Guía Práctica de la Salud en la Infancia y Adolescencia y Salud Adulta y Bienestar a partir de los 40), la alimentación sigue ocupando un lugar destacado. Continuar leyendo “CONOCER Y ALIMENTAR EL CEREBRO DE NUESTROS HIJOS”

Omega-3 DHA: el nutriente del cerebro olvidado entre la población infantil

 

Presente en el pescado azul, este ácido graso participa en el desarrollo cognitivo y de la retina, pero los niños españoles solo toman una ración a la semana frente a las 2-3 recomendadas.

Continuar leyendo “Omega-3 DHA: el nutriente del cerebro olvidado entre la población infantil”

DHA para embarazadas: 3 cosas que deberías saber

A menudo, muchas mujeres que están o desean quedarse embarazadas me han preguntado si es compatible la toma de un suplemento alimenticio específico para el embarazo (ej. Gestavit DHA, Gestagyn, Natalben, Italviron, etc.) con la toma de un preparado exclusivamente a base de DHA (ej. NuaDHA 1000). 

La respuesta es rotundamente SI. A continuación, paso a hacer unas aclaraciones.

Los suplementos que hay en el mercado para este colectivo de mujeres, se basan en su mayoría, en un grupo de nutrientes como son: calcio, hierro, zinc, vitamina A, vitamina C, vitamina D, vitaminas del grupo B (ej. ácido fólico, vitamina B1, B2 etc.), y en ocasiones, Iodo. Algunos de estos suplementos llevan además DHA (omega-3 marino), a una dosis de 100-200 mg DHA/dosis diaria. 

La toma adicional de un preparado exclusivo a base de DHA, en modo alguno supondría una ‘sobredosis’ de DHA y en todo caso, aportaría un refuerzo añadido para el desarrollo fetal y buen estado de la madre. Según la Autoridad de Seguridad Alimentaria Europea (EFSA), la cantidad ‘mínima’ diaria de DHA recomendada para una embarazada es de 200 mg, pero indica asimismo, que es posible alcanzar dosis diarias de hasta 1.000 mg sin que ello suponga un riesgo. Sin ir más lejos, sólo a través de la dieta, hay culturas (ej. Japón, Inuits) donde diariamente se consumen entre 700-1000 mg de DHA. 

Habida cuenta de que la propia EFSA ha reconocido que está más que probado que el DHA contribuye al normal desarrollo visual y cerebral infantil, el tomar más cantidad, a buen seguro redundará en el beneficio de la madre y el bebé. Por ello mi recomendación sería la siguiente:

  • Tomar el suplemento de vitaminas y minerales que el médico haya prescrito y añadir la toma de 3 perlas de NuaDHA 1000 a la semana. Con este pequeño añadido, se estaría aportando cerca de 425 mg adicionales de DHA/día, que unidos a los 100-200 mg DHA/día del suplemento elegido, resultaría en un promedio de 525 mg-625 mg DHA/día. Una dosis razonable, económica y en todos los casos segura.
  • Eso sí, llegado al último trimestre de embarazo, por ser las demandas de DHA muy superiores a las de trimestres previos, una podría incluso llegar a tomar de 5-7 perlas de NuaDHA1000/semana. En este periodo hay una actividad frenética a nivel cerebral, puesto que se está construyendo el ‘cableado eléctrico neuronal’ y además se está consolidando la mácula (zona central de la retina responsable de la visión nítida). Ambos procesos requieren mucho DHA…
  • Ya en la lactancia, la madre puede seguir tomando 1 NuaDHA 1000/día si hay lactancia materna, y si es artificial, bastaría con darle al bebé 2 perlas de NuaDHA 1000/semana. Pinchar la perla y vaciar su contenido en un biberón o papilla (eso sí, separar una pequeña cantidad, mezclar el aceite y dar esta parte primero; luego seguir con el resto de la comida). A partir de 1 año de edad, bastaría con seguir dándole al niño 2 NuaDHA1000/semana.

Los ‘niños DHA’, a menudo despuntan de la media, siendo llamativo ver cómo están muy alerta de su entorno, su psicomotricidad es muy buena y son rápidos y avispados…!

Nota: para tranquilidad de muchas madres, el NuaDHA1000 cuenta con el sello de calidad IFOS, que garantiza la práctica ausencia de metales pesados, PCBs y demás contaminantes, siendo por tanto totalmente seguro para la madre y el bebé.

>> Comprar DHA para embarazadas online