Depuración hepática y bajada de peso: resoluciones de Año Nuevo

Una vez más, con la entrada del nuevo año, nuestro particular ‘Pepito Grillo’ nos dice que quizás, nos hemos pasado un poco con la comida y las copas y que ha llegado el momento de rendir cuentas con uno mismo. A continuación, vamos a repasar algunos elementos que pueden ayudarnos a hacer una puesta a punto post-navideña, que nos permita devolver el equilibrio a nuestro cuerpo Continuar leyendo “Depuración hepática y bajada de peso: resoluciones de Año Nuevo”

Conferencia en Expo Eco Salud

Imagen 2

El próximo mes de abril, del 22-24 estaremos en la feria Expo Eco Salud de Madrid en el stand C17.

Os dejo el link al programa de charlas, entre las cuales está la mía, en la que hablaré de “La alimentación y su relevancia en problemas de comportamiento y/o aprendizaje”:

Los problemas de aprendizaje y comportamiento son un tema muy actual y motivo de gran preocupación para los padres/tutores de niños afectados por este tipo de problemas. Más allá de la toma de ciertos fármacos o de la adopción de determinadas terapias, a menudo se pasa por alto la alimentación. Esta charla sacará a relucir la gran importancia que la alimentación (y puntualmente la suplementación) puede tener en este tipo de alteraciones.

¡no os lo perdáis!

Conocer y alimentar el cerebro de nuestros hijos

CONOCER Y ALIMENTAR EL CEREBRO DE NUESTROS HIJOS

Es el título del tercer libro que he escrito y que acaba de publicarse. Siguiendo con la línea de los dos libros anteriores (Guía Práctica de la Salud en la Infancia y Adolescencia y Salud Adulta y Bienestar a partir de los 40), la alimentación sigue ocupando un lugar destacado. Continuar leyendo “Conocer y alimentar el cerebro de nuestros hijos”

Obesidad playera: unas recomendaciones…

Con la llegada del calor veraniego  las playas y piscinas están en pleno auge, siendo un punto de encuentro de personas de los lugares y estratos sociales diversos. Especialmente para el caso de las playas, al tratarse de lugares tan abiertos, uno no puede evitar el hacer un ‘análisis visual’ del físico de la gente que nos rodea… Resulta triste comprobar que lo que dicen las estadísticas es cierto: más del 50% de la población laboral en activo de España presenta sobrepeso u obesidad, siendo mayor en hombres que en mujeres. Pero es más preocupante si cabe, el alto índice de obesidad observado en niños y adolescentes (ej. en Andalucía 1 de cada 5 niños padece de sobrepeso u obesidad). Los niveles de obesidad en España (“país Mediterráneo”…. ¡¡¿¿¡¡dieta Mediterránea”!!??!!…) casi superan a los de EEUU, país que es bien conocido por su afición a la ‘comida basura’. Todo esto no es sino una señal de que las políticas educativas en materia de salud y nutrición quizás no están dando los frutos que cabría esperar.

Las consecuencias más directas de la obesidad son la hipertensión, diabetes o colesterol/triglicéridos altos y de manera más indirecta, problemas articulares y musculares así como respiratorios…en fin, un pasaporte seguro para tener una calidad de vida bastante pobre… Se trata por tanto de algo muy serio que por motivos que están fuera de mi alcance, no acaba de ‘calar’ en la población general. Tratándose de un tema que a buen seguro va a seguir dando que hablar, a continuación mando una misiva con una serie de recomendaciones para aquellos que quieran bajar unos kilos:

+ pan, pasta, patata, arroz, azúcar y alcohol (‘p-p-p-a-a-a’)…estos alimentos contribuyen de manera clave a la aparición de ‘michelines’ y por tanto deberá reducirse su ingesta de manera importante (sólo como ‘guarnición’ y no como plato principal).

+ para cenar, no tomar ‘p-p-p-a-a-a’ y a cambio tomar un alimento proteico (ej. pescado o carne a la plancha o tortilla francesa) y/o ensalada y/o fruta o jugo de frutas de temporada preparado en licuadora. Dejar pasar al menos 2 horas desde la cena y la hora de acostarse.

+ fuera alimentos fritos y rebozados, salsas, embutidos, quesos y leche.

+ bienvenidas sean: las ensaladas, frutas (comerlas antes de comer y no de postre) y verduras.

+ consumir agua entre horas o antes de comer.

El consumo de bebidas gaseosas es difícil de contener en verano y por tanto, sugiero moderación y si es posible contener su toma y a cambio, tomar jugos de frutas o bebidas isotónicas diluidas con agua o mucho hielo (ej. tipo Aquarius, Gatorade etc.).