Enfermedades estacionales: cómo prevenir las infecciones y alergias del otoño

El otoño es un período donde los problemas respiratorios acaparan gran parte del malestar que uno puede llegar a sentir en estas épocas del año. Bien sea por infecciones víricas (como resfriado o gripe), bien sea por alergias ambientales (como ácaros, mohos u hongos), el sistema respiratorio de muchas personas se pone en jaque, arrastrando un malestar que, aun no siendo serio, es ciertamente molesto.

Estos problemas respiratorios relacionados con virus y/o alergias encuentran en esta estación del año unos factores ambientales que favorecen su presencia. Concretamente hay cuatro elementos que son clave:

  • menor ventilación de los espacios cerrados que impide que el aire se limpie y renueve con la frecuencia deseada;
  • mayor hacinamiento de niños y adultos en espacios cerrados debido a las inclemencias del tiempo, favoreciendo los contagios;
  • menor temperatura ambiente que contribuye a la propagación de virus, al mismo tiempo que deprime algo las defensas de nuestro organismo;
  • mayor humedad que, no sólo contribuye a deprimir las defensas, sino que favorece la propagación de alérgenos (como ácaros, mohos u hongos), más si cabe si al mismo tiempo usamos la calefacción. A modo de ejemplo, a temperaturas de 20º-25ºC y humedades relativas de 75%, los ácaros se encuentran ‘en su salsa’ y se propagan con gran facilidad (por debajo de 65% de humedad les cuesta más crecer y por debajo de 45% desaparecen).

En todos estos casos hay dos elementos que hemos de reforzar en nuestro organismo:

  • por un lado, nuestro sistema defensivo (o inmune), que es el encargado de orquestar las respuestas necesarias para mantener bajo control a posibles ‘invasores’, ya sea de tipo infeccioso (virus) o alérgico ( ácaros, etc.);
  • por otro lado, el sistema corporal que está siendo objeto de estas “agresiones ambientales”, que no es otro que el sistema respiratorio.

A través de los paquetes de salud “Defensas y Respira Hondo, es posible abordar ambos aspectos. La toma de ambos paquetes es especialmente interesante en personas que, por sus circunstancias, son especialmente propensas a padecer recaídas respiratorias con frecuencia. Es posible tomar ambos paquete en paralelo durante un mismo mes, haciendo con ello un “efecto de choque” importante. Sin embargo, si se desea, también es posible tomar cada paquete en un mes distinto, en cuyo caso recomendaría empezar con el Pack Defensas, para luego continuar con el Pack Respira Hondo.

PRODUCTOS RECOMENDADOS:

Paquete de salud "Defensas"  Paquete de salud "Respira Hondo"

CompárteloShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *