El pescado y su parásito más “famoso”: el anisakis

El pescado es sin duda un alimento con gran presencia en los hábitos culinarios de países como España. Sin embargo, muchos de los pescados que consumimos (como merluza, boquerón, bacalao, sardina, bonito o salmón) o incluso cefalópodos (como calamares), a menudo ‘alojan’ en su carne el anisakis, uno de los parásitos ‘más populares’.

Un 40% del pescado consumido en España tiene anisakis. Mucha gente ingiere pescado parasitado y no nota nada, sin embargo puede haber personas que, al entrar en contacto con este parásito, desarrollen síntomas típicos de una alergia (sarpullidos, ronchas, picores, asma, hinchazón…) o digestivos (diarreas, dolor abdominal, náuseas, dolor de estómago, etc.) que, en ciertos casos, pueden ser serios (como el caso del shock anafiláctico).

Por todo ello, se antoja interesante conocer algunas medidas para prevenir una potencial reacción a este tipo de parásitos en caso de entrar en contacto con el mismo:

  1. hay que congelar el pescado a -20ºC durante al menos 72 h;
  2. hay un mayor riesgo de infección si se toma pescado crudo o poco cocinado (incluyendo salazones, ahumados, escabeche, en vinagre…);
  3. si se cocina al horno: hay que hacerlo a 100-200 ºC y si se cuece o fríe, que sea durante unos 30 minutos.

Y por cierto, quienes ya han padecido algún tipo de reacción alérgica frente al anisakis han de saber que ¡pueden volver a tener una reacción incluso tomando pescado congelado o enlatado!!

Por cierto, el consumo de almejas, berberechos, ostras y demás bivalvos: no presenta problemas.

En caso de querer contar con algunos elementos de apoyo que ayuden a combatir este parásito, a continuación se detallan un par de preparados dietéticos que pueden ayudar:

  • el aceite de ajo (2+2+2 perlas/día durante unos 3 meses)
  • el jugo de aloe vera y papaya (como Jarabe Vitaloe: 1 cucharada soperas/3 veces día antes de comidas durante 2-3 meses).
CompárteloShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *